APPA en el Audiovisual, Cine

PUBLICADO EL INFORME IRIS SOBRE FINANCIACIÓN DEL CINE EN LOS PAÍSES DEL SUROESTE DE EUROPA. EL PROGRAMA MEDIA DE FONDO

El Observatorio Audiovisual Europeo ha centrado los esfuerzos de su último informe Iris Plus en analizar los sistemas de financiación del cine europeo, y en concreto en los países del suroeste del continente: Albania, Bosnia-Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Macedonia, Moldavia, Rumanía, Serbia y Eslovenia. Pero también tiene tiempo para repasar las últimas novedades legislativas en otros países, como Hungría y la propia España. Todo ello con el programa MEDIA de la UE como fondo.

 

Según Christian Bron y Peter Matzneller, miembros del Instituto de Leyes de Medios Europeas de Saarbrücken (Alemania),  la Unión Europea juega un “doble rol” en la financiación cinematográfica, gracias al programa MEDIA y al control que ejerce sobre los sistemas nacionales. Bron y Matzneller también citan la Convención de la UNESCO sobre Diversidad Cultural, que sin hacer mención explícita de las ayudas al cine, destaca la importancia de “medidas dirigidas a promocionar la diversidad de expresiones culturales”.

 

También se examinan las implicaciones de la legislación comunitaria en el entorno de los sistemas nacionales de ayudas, a la luz de las llamadas “libertades fundamentales” protegidas por ley. Existe una contradicción muy clara entre las legislaciones nacionales de ayudas al cine, que normalmente estipulan de qué nacionalidad deben ser la mayoría de actores y miembros del equipo y la libertad de movimiento de los trabajadores protegida por el Tratado de la Unión Europea.

 

En este sentido, el informe explica que las restricciones pueden justificarse bajo la legislación europea invocando los “objetivos de política cultural”. Así, la Comisión Europea está reexaminando ahora mismo su Comunicación del Cine para respetar condiciones como la territorialidad.

En el informe también se repasa el programa MEDIA 2007, que cuenta con 755 millones de euros asignados para un período de más de 7 años, mientras que el MEDIA Mundus dispone de 15 millones durante tres años para promocionar la cooperación y los proyectos entre la UE y terceros países.

Los instrumentos legales del Consejo de Europa sobre la industria del cine también se examinan, y en concreto la Recomendación CM/Rec (2009)7, que llama a los países miembros a “adaptar su legislación nacional del cine a los cambios tecnológicos y culturales y mejorar el acceso público a las películas”.

El programa Eurimages del Consejo de Europa, por su parte, distribuye unos 21 millones anuales en ayudas a las co-producciones que involucren al menos a dos Estados miembros.

Entre las conclusiones del artículo principal se incluyen la concordancia de las legislaciones nacionales y europeas en puntos como la no elección de proyectos con contenidos pornográficos o que promocionen la violencia; la divergencia en el apoyo a diferentes producciones y la constancia en el hecho de que los programas de ayudas tienen una base legal validada por el Parlamento nacional y por el centro de cine del país, que normalmente cuenta en sus órganos directivos con representantes de la industria de la creación.

Compartir

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *