APPA en el Audiovisual, Cine

Puntualizaciones a la Guía para entender el modelo de financiación del cine.

 

El artículo publicado por EL PAÍS el pasado 16 de octubre 2012: Guía para entender el modelo de financiación del cine, es completamente necesario en una situación como la que estamos atravesando. Importante sobre todo para el lector de a pie, porque es muy clarificador y porque además de lector, es contribuyente, por lo que le concierne todo lo que tiene que ver con ayudas del Estado.

Desde APPA (Asociación de Profesionales de la Producción Audiovisual) sólo queremos apuntar una serie de matices que consideramos imprescindibles para que el lector/contribuyente tenga toda la información y pueda valorar con justicia el camino de la financiación del cine.

Queremos incidir, sobre todo, en el destino de las ayudas de amortización, que son las que dependen de la taquilla que haya realizado una película.

El Estado dará las ayudas a la amortización (general y complementaria), a unos u otros productores, según unos parámetros establecidos en la Ley 55/2007 del Cine y donde el parámetro más importante es la inversión realizada por el productor, además de un número determinado de espectadores en cines y descargas legales.

La máxima ayuda pública destinada a una película es de 1.500.000 de euros y para recibirla, la productora debe justificar una inversión de 2.000.000 euros y que le haya supuesto un coste de 3.000.000. Esta inversión la productora lo cubre esencialmente con créditos como, por ejemplo, el solicitado al ICO, basado en posible recepción de la ayuda de amortización.

A partir de ahí, el Estado, en la Ley 55/2007 del Cine, especifica claramente que dará la ayuda siempre teniendo en cuenta las disponibilidades presupuestarias de cada ejercicio, y  siempre que dicha ayuda no supere el 50 por 100 del coste de la película, ni el 75 por 100 de la inversión del productor. Además esta ayuda está vinculada al número de espectadores, si no superan la cifra estipulada por la Ley la ayuda será desestimada.

Existe otro tipo de ayuda: Ayudas a proyecto o también llamadas ayudas anticipadas, que son aquellas que se conceden antes del rodaje de las películas. Queremos apuntar que estas ayudas según la Ley 55/2007 del Cine, van destinadas a proyectos que posean un especial valor cinematográfico, cultural o social; proyectos de carácter documental o experimental y proyectos que incorporen a nuevos realizadores.

Hechas las puntualizaciones sólo queremos añadir que una inversión para un proyecto cinematográfico, a parte de la aportación artística y cultural que el Estado exige para otorgar la ayuda, está favoreciendo el empleo de cientos de profesionales de la industria audiovisual y de proveedores de productos y servicios, imprescindibles para que la película llegue a término.

Compartir

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *