Cine, Comunicados APPA, APPA en el Audiovisual (antiguo), Socios

“El secreto del diseño de producción de las películas es el equipo”, Sandra Hermida (APPA), Directora de Producción de “Un monstruo viene a verme”.

Entrevista a nuestra socia Sandra Hermida, Directora de Producción de la taquillera Un monstruo viene a verme, de Bayona.

FOTO_Sandra.Hermida.2013-300x300

Sandra Hermida (APPA) es la Directora de Producción de la película con mayor recaudación en un fin de semana del cine español Lo Imposible, de J.A. Bayona. Otros títulos que podemos encontrar en su currículum son los siguientes: Marrowbone, Un monstruo viene a verme, No llores, vuela, Carmina y amén, La torre de Suso, Retorno a Hansala, Dieta mediterránea, Spanish movie o Biutiful, entre otras.

Obtuvo el Goya® a mejor película documental en 2010 por Garbo: el espía, y el Goya® a la Mejor Dirección de Producción en 2008 por El Orfanato y 2013 por Lo Imposible.

Un monstruo viene a verme, de J.A. Bayona, está siendo número uno en taquilla y ha sido la película más vista durante la Fiesta del Cine y hemos querido conocer un poco más de su trabajo como Directora de Producción y de su carrera. Esperamos que os resulte interesante esta entrevista:

Para aquellos que no lo sepan, ¿en qué consiste tu trabajo como Directora de Producción en cine?

El trabajo de un Director de producción en cine consiste en hacer y ejecutar un diseño de producción del proyecto partiendo del guion y de la visión del director. Desde dimensionar las necesidades logísticas y económicas, tomar decisiones sobre localizaciones (lugar, época del año,…) a crear el equipo para llevar a cabo el proyecto, organizar y ejecutar el rodaje y, en mi caso, supervisar y organizar la postproducción hasta la entrega final de la película.                              

Con un presupuesto de 30 millones, ¿qué diferencias hay en el diseño de producción respecto a las anteriores películas en las que has trabajado?

Cada proyecto tiene unas necesidades económicas diferentes. Lo que condiciona el proyecto en sí es el guion y la visión del director. He tenido la suerte que en muchos proyectos he trabajado con el Productor y el Director desde la fase de guión, con lo que he podido dimensionar y diseñar el proyecto en paralelo a la creación del guión.

La primera fase comienza por hacer un primer presupuesto basado en el guion y lo que quieren el director y el productor. Después, trabajando conjuntamente con ellos, ajustándolo a las necesidades y a la realidad de la financiación.

En cuanto al diseño de producción, cada proyecto tiene sus propias necesidades. En Lo Imposible, por ejemplo, había que recrear una realidad previa, ya documentada, sobre un hecho que había ocurrido; sin embargo en Un monstruo viene a verme se hace en base a un mundo de fantasía en el que uno de los protagonistas de la historia es una criatura fantástica gigante que hay que crear. 

¿Cómo fue el rodaje?, ¿alguna anécdota?

El rodaje de Un monstruo viene a verme fue largo, complicado, era un proyecto muy ambicioso, con varios factores complejos.

Por un lado, la historia está situada en Manchester (Inglaterra). Allí rodamos los exteriores, lo que condicionó mucho el rodaje por motivos meteorológicos, entre otros factores.

Todos los interiores de las dos casas, el backyard de la casa de Conor, el comedor y el aula del colegio, y la parte del Cementerio que se destruye están construidas en plató, en el Parc Audiovisual de Terrassa. Esto implicó varias empresas de construcción de decorados y un equipo de arte y ambientación muy grande.

Desde el punto de vista del equipo, el rodaje en Manchester supuso la fusión a la hora de trabajar con un equipo inglés, lo que siempre implica aprendizaje y esfuerzo de adaptación. Nosotros somos un equipo con mucha experiencia trabajando juntos, gran parte de nosotros hemos estado en las tres películas de Bayona.

Creo que el secreto del diseño de producción de las películas es el equipo. Es importante tener a un equipo profesional y motivado con el proyecto trabajando juntos y conseguir que cada equipo potencie el trabajo y las aptitudes del resto.

Otra elemento complejo era el hecho de rodar con un niño como protagonista.

El protagonista indiscutible de esta historia es Lewis MacDougall. Durante las diecisiete semanas que duró el rodaje estuvo presente prácticamente todos los días en set, incluso desde antes de empezar. Nunca he rodado otra película con un actor que tuviera tantos días de rodaje.

Antes de comenzar el rodaje, trabajamos con Liam Neeson capturando sus movimientos, expresiones y voz para hacer el monstruo. Utilizamos las técnicas de Motion y Performance Capture. En esas dos semanas de trabajo ‘capturando’ las secuencias del monstruo, Liam trabajó con Lewis. Lo que sirvió de ensayo para el niño.

Las técnicas utilizadas captan, además de los movimientos del cuerpo, las expresiones faciales e interpretativas. Esto nos sirvió como base para que los animadores 3D dotasen de personalidad al monstruo.

Ya en rodaje, lo más destacable es la parte interpretativa del niño, especialmente en las secuencias con el monstruo. Son secuencias de guion muy profundas y tenía que trabajar “solo” con el monstruo y con la ayuda de sus acting coaches.

Bayona quería tener el máximo de partes físicas del monstruo. Construimos parte del árbol: las dos manos, la cabeza, el pie …. que utilizamos en algunas de las escenas pero, para el resto, Lewis se lo tenía que imaginar. Para componer el plano, utilizábamos una técnica de pre-visualización a tiempo real que nos permitía mezclar el boceto del monstruo que habíamos creado en las previsualizaciones en preparación con la imagen real rodada en el momento. Pero Lewis, aunque había ensayado previamente con Liam, tenía que hacerse a la idea de que el monstruo estaba ahí.

Rodásteis en Manchester y España, ¿qué diferencias has encontrado entre rodar en un sitio y otro?

En Inglaterra entienden el negocio que hay detrás del cine. Tienen unos incentivos fiscales muy buenos, con retorno directo. Cuentan con gente muy profesional y grandes estudios. Aunque rodar allí tiene inconvenientes: costes más caros, menos horas de luz solar, la climatología, …. el buen funcionamiento de los incentivos los ha convertido en uno de los principales platós del mundo. Los equipos técnicos ingleses son muy profesionales, pero en España también contamos con grandes técnicos. Este es uno de los motivos por el que muchas producciones internacionales vienen a rodar a España, aunque los incentivos fiscales aquí no sean buenos. –Recordemos que en España la deducción para producciones extranjeras que decidan venir al país a rodar es del 15% de los gastos efectuados en España, dejándonos muy por detrás de otros países de nuestro entorno. El aumento de estos incentivos es algo que desde APPA se viene defendiendo desde hace tiempo.- Por ejemplo, en Canadá las deducciones pueden llegar en alguno de sus estados, como Manitoba, al 60 por ciento, incluyendo parte del salario del equipo extranjero. Gracias a este incentivo pudimos rodar ALOFT (No llores, vuela) de Claudia Llosa hace 2 años. Pero, a pesar de no tener unas desgravaciones fiscales competitivas, nuestro país está lleno de rodajes extranjeros y esto es por el nivel de los técnicos, además de nuestros paisajes y climatología.

He rodado en muchos países: Tailandia, Canadá, Marruecos, Bulgaria, Inglaterra, Holanda …y el nivel profesional de los españoles es igual, o incluso supera, al de otros sitios. A esto hay que sumar el entusiasmo con el que trabajan los equipo españoles. 

La película está siendo número 1 en taquilla, buenos datos para el cine español. ¿Crees que podría superar a Lo Imposible?

No lo creo.  Por un lado, el año que se estrenó Lo Imposible iba mucha más gente al cine que ahora, actualmente la pérdida de espectadores de las salas es dramático.

Además, Lo Imposible tenía un target de público muy amplio, desde niños hasta ancianos, basada en un hecho real, de una familia española, con final feliz, con un tsunami espectacular … Aunque Un monstruo viene a verme es una historia aún más dramática y bellísima con unas interpretaciones increíbles, una propuesta artística exquisita y un monstruo espectaculares… y que ya ha superado los 3 millones de espectadores, acercándose a los 4.

Estamos muy contentos con la reacción del público. 

En 2013 ganaste el Premio Goya® a Mejor Dirección de Producción por Lo Imposible, de J.A. Bayona y en 2008 por El Orfanato. Además en 2010 la película “Garbo, el hombre que salvó al mundo”, de Edmon Roch, en la que trabajaste como Directora de Producción, ganó a Mejor Película Documental. ¿Qué significan estos premios para ti?

Es un orgullo porque los que votan en los Goya® son mis compañeros de profesión. Hay pocos países donde se premie la dirección de producción. Por ejemplo, en los Oscar, esta categoría no la hay. En España hay muchos profesionales que hacen lo mismo que yo y que también son miembros de la Academia de Cine, y saben el trabajo que implica este puesto. A la hora de nominar, no creo que influya el éxito que haya podido tener la película si no cómo se ha llevado a cabo. Por eso eres muy consciente de lo que supone el premio. Sabes que si te nominan es porque creen que has hecho bien tu trabajo. Sin olvidar que gran parte del trabajo del Director de Producción es coordinar al resto del equipo técnico. Por eso sientes que lo hacen en nombre de todos los que forman parte de la película. Es un reconocimiento no sólo para el equipo de producción, si no también para el resto de profesionales que han trabajado en ella. Cuando me han nominado dos veces, y he tenido la inmensa suerte de ganar el Premio, siento que ha sido de todos.

En El Orfanato ya trabajaste con Sergio G. Sánchez y recientemente habéis finalizado el rodaje de Marrowbone en Asturias. ¿Cómo ha sido volver a trabajar juntos?, ¿cómo fue el rodaje en Asturias?, ¿qué más nos puedes contar de esta película?

Siento que nunca hemos dejado de trabajar juntos. Conocí a Sergio en El Orfanato y desde entonces vi que es un director que escribe unos guiones maravillosos, para dirigir él mismo y para los demás. Un guion de Sergio es como leer una película. Llevamos tiempo trabajando en este proyecto y ha sido maravilloso hacerlo como él quería y en Asturias. Es una historia muy íntima, una visión muy particular de cómo ve él el cine. Con un casting increíble, con un equipo estupendo…ahora lo que queda es montarla y post-producirla.

Sergio eligió Asturias como lugar de rodaje porque considera que tiene paisajes increíbles, una luz espectacular… y su particular visión ha hecho posible que transformásemos un pueblo y una casa de campo asturiana en un lugar típico de la costa este de EE.UU. Es la tercera película que ruedo allí, tras  El Orfanato y La Torre de Suso y grandes directores españoles como González Suárez, Tom Fernández -o internacionales como Woody Allen-, han elegido Asturias como lugar de rodaje. Hay poco equipo allí pero gente estupenda. Agradecemos también la ayuda que nos ha brindado el Principado. De hecho, vamos a rodar la música con la Orquesta del Principado, aunque el músico de la película sigue siendo Fernando Velázquez. He trabajado en muchas partes de España y en todas ellas nos han tratado muy bien.  Pero en Asturias siempre hemos sido muy bien recibidos, tanto institucionalmente como por la gente del lugar. Somos conscientes que un rodaje afecta drásticamente a la cotidianidad de los sitios en los que rodamos, pero siempre nos han demostrado estar encantados con el rodaje.

Y es que un rodaje reactiva económicamente el sitio. Supone ingresos a la hostelería, restauración, al trabajo local…tanto a corto como a medio y a largo plazo. –Algo que apoyamos desde APPA.- Hay todo un sistema de retroalimentación que genera beneficios económicos. El rodaje es una manera de generar negocio y de crear empleo. 

¿Algún proyecto nuevo a la vista?

Una vez finalice la postproducción de Marrowbone, tengo varios proyectos en desarrollo con los directores con los que colaboro habitualmente, entre ellos una serie. Me gusta implicarme en los proyectos desde el inicio y con la gente con la que trabajo. Y estoy hasta el final. Cuando una película se estrena o se lleva a festivales, sigue habiendo un trabajo de producción detrás. En EE.UU. estrenaremos a finales de diciembre Un monstruo viene a verme.

 

¡Gracias Sandra! Y ¡viva el cine español y sus profesionales!

 

Compartir

(Visited 133 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *